Pequeños estrategas

Si todavía no has leído a John Holt, te recomiendo que lo hagas. Él habla desde su propia experiencia como maestro de escuela y extrae sus conclusiones tras haber podido observar a cientos de niños en el contexto escolar. ¿Y qué concluye Holt? Pues que los niños en el colegio, por lo general, tienen miedo y que lo único que la escuela les enseña en realidad es a convertirse en buenos estrategas. Él observó que la mayoría de sus alumnos aplicaban la técnica del “minimax” que se usa en teoría de juegos para minimizar la pérdida máxima esperada. Así resulta que los niños buscan fórmulas para dar con la respuesta que creen que se espera de ellos y conseguir que los maestros les dejen en paz, aunque supuestamente el niño debería perseguir la adquisión de conocimientos.

Es fácil que esta costumbre de buscar permanentemente la respuesta adecuada quede profundamente arraigada en nuestro subconsciente y continuemos haciéndolo fuera de la escuela, incluso en la edad adulta y en contextos en que no es en absoluto necesario ni dar con la respuesta correcta ni buscar fórmulas para pasar desapercibidos.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Blog. Guarda el enlace permanente.